A CUIDARSE DE LOS DISCURSOS: La distancia entre el DECIR y el HACER

Galeano escribiendo respecto al Che, decía que Guevara probablemente sigue siendo tan extraordinario, porque vivimos en países donde las palabras y los hechos muy rara vez se encuentran, y cuando se encuentran no se saludan, porque no se reconocen.

En Chile hace rato que estamos viviendo el hecho de que cuando las autoridades dicen algo, generalmente no es lo que después se hace, lo vemos en todos los ámbitos de la vida pública  y es un fenómeno que quedó un una vez más al descubierto en esta última visita papal.

Vamos por parte:

En primer lugar el visitante con un discurso donde manifestó el dolor y la vergüenza por las violaciones a menores, no dejó de dar muestras de apoyo al obispo Barros durante toda la visita, este obispo es señalado por las victimas de Karadima como su principal encubridor.

Finalmente al dejar Chile rumbo a Perú y ante la insistencia de unos pocos periodistas, repitió que las acusaciones son falsas y exigió pruebas en contra de Barros. Esta situación de doble discurso provocó indignación en la comunidad de Osorno donde ejerce este obispo y en toda la comunidad que se siente afectada por los escándalos de abuso sexual a menores y por el manto de protección que, a juicio de muchos, le ha otorgado la iglesia a los culpables.

Por otro lado mientras los medios de comunicación masiva tradicionales, copaban sus espacios con notas sobre la mencionada visita, casi sin difusión mediática se firma el acuerdo Corfo-SQM  para entregar el litio y para continuar con el negocio redondo de SQM hasta el 2030 al menos.

¿Dónde queda la promesa de la NM gobernante, de proteger los recursos naturales por el bien de todos los chilenos?  ¿Dónde queda la promesa de justicia en los innumerables casos de políticos comprados por SQM?

La respuesta es que dos de los fiscales que se atrevieron a ponerle el cascabel a estos gatos corruptos, renunciaron ante la imposibilidad de hacer justicia en un sistema viciado, mientras tanto con su caradura de siempre, la udi los acusa de “parcialidad” e “ideologismo”.  Porque cuando se trata de enriquecerse un poco más, tanto la derecha como la NM se olvidan de la moral o la justicia y de su discurso ultra-nacionalista o progre-democrático y entregan al mejor postor los recursos naturales de todos los chilenos, aun cuando deban comprar parlamentarios para conseguirlo.

A estos dos ejemplos de la enorme distancia que hay entre el decir y el hacer de nuestras autoridades, hay que sumar muchos más todavía, como la idea de crear el llamado dicom de los pobres para perseguir la evasión el transantiago, la disminución de atribuciones del SERNAC en el nuevo proyecto de ley para que el gran empresariado no sufra y no tenga que ser responsable ante el cliente.

Pero el mayor ejemplo de la incoherencia entre el discurso y lo que se hace, es el proyecto de ley con el que se beneficiaría a criminales de lesa humanidad, con la posibilidad de arresto domiciliario total si se acredita que son enfermos terminales o enajenados mentales.

El proyecto eliminaría la figura de indulto presidencial en casos de delitos de lesa humanidad, y lo reemplaza por un procedimiento administrativo que podrían realizar los tribunales de justicia. Situación que preocupa porque son estos mismos tribunales, los que en más de alguna oportunidad, han sido denunciados como cómplices de la impunidad, que han gozado muchos de los criminales de pinochet.

Pero tenemos que estar muy preparad@s para cuando en marzo se empiecen a escuchar los discursos de las y los dirigentes de organizaciones sindicales, que no hicieron NADA por las y los trabajadores en los últimos 4 años, pero que ahora se vestirán de opositores contra el gobierno y saldrán a levantar las banderas de la educación pública, de los derechos laborales, del fin de la corrupción, etc.

Mismas banderas que dejaron en el olvido, mientras estaban disfrutando de las ventajas de ser parte de la coalición gobernante, coalición política que heredó una legislación dictatorial, y se ha encargado de ser fiel administradora de la desigualdad y las injusticias que la constitución del dictador, creó en contra de la clase trabajadora. Cuidado con el engaño de sus discursos, porque ahora serán opositores del gobierno, pero NO del modelo económico capitalista neo liberal.