LAS RAZONES PARA ESTAR CON LA NUEVA CENTRAL SUMAN Y SIGUEN:

LAS RAZONES PARA LEVANTAR LA NUEVA CENTRAL CLASISTA

SUMAN Y SIGUEN:

Comenzando por el aumento incontrolable de la corrupción de los organismos del estado, con casos emblemáticos como los robos millonarios de dineros públicos ocurridos al interior de las FFAA y el desvergonzado uso de las instituciones estatales como bolsa de trabajo familiar de la nueva mayoría y del gobierno de piñera. Por otro lado, tenemos un poder legislativo que hace rato perdió credibilidad, porque ahora sabemos que muchas veces ha vendido su voto al mejor postor, como ocurrió con la nefasta ley de pesca por nombrar solo uno de muchos casos. Ahora como si todo esto no bastara, en los últimos días se suma el descarado llamado del Fiscal Nacional para que sus fiscales no se salgan del libreto y no les dé por investigar en serio los casos de corrupción en que se vean involucrados los políticos.

Mientras pasa todo esto, las y los trabajadores seguimos esperando que lleguen la estabilidad laboral y las mejoras en salud, transporte, vivienda, educación, etc. Pero las autoridades de turno nos dicen fuerte y claro que para nada de eso hay recursos, cuentan con el silencio cómplice de organizaciones sindicales que juran amistad y cooperación para buscar acuerdos con la CPC, la SOFOFA o el gobierno. Sin embargo, se callan cuando se hacen anuncios como el de este mes de abril cuando la prensa informaba que se invertirán más de 1800 millones de pesos en promover el robo legalizado de las AFP*, todo eso con dineros del Estado que llegan del fondo de educación previsional, creado por ley el año 2008, durante el primer periodo de Bachelet (ley 20.255). ¿Se callan porque desde el 2008 estos fondos llegaban a instituciones ligadas a partidos de la Nueva Mayoría?

Es tiempo de parar con la costumbre de agachar la cabeza y confiar en que podemos aumentar el cupo de la tarjeta de crédito, para seguir adelante con los ojos cerrados a la realidad cotidiana. Tratando de solucionar con deudas y más deudas lo que nos niega un Estado ausente.

Es tiempo de empezar a abrir los ojos y decir basta. No más corrupción, basta que los gobiernos se lleven el dinero del país para la casa, basta de los pitutos y de seguir vendiendo nuestros recursos naturales y nuestros derechos sociales al mejor postor. Basta de conformismo y silencio, el futuro lo podemos cambiar pero solo con organización, compromiso y lucha.