LOS PELIGROS DE LA FALTA DE DEFINICIÓN:

LOS PELIGROS DE

LA FALTA DE DEFINICIÓN:

El flamante nuevo presidente de la multigremial patronal (la CPC) se ha estado presentando en diferentes medios de la prensa oficialista. En cada uno de ellos deja entrever lo que la patronal está maquinando para nuestro país, pero como acostumbran a hacer los más claros representantes del modelo económico y los políticos que les son fieles servidores, nunca dicen las cosas directamente porque acostumbran a envolver su verdadero objetivo detrás de bellas palabras.

En televisión y diversos medios escritos después de las formalidades, hace algunas referencias que son ciertas, como el  reconocimiento a la desigualdad social por ejemplo y que “el 59% de los empleos que hemos generado en los últimos cuatro años en el país son informales, precarios, frágiles. El 37% de esos empleos en cuatro años fueron públicos y el 2% fueron privados. Por lo mismo, las personas quieren mejores empleos, mejores salarios”.

Luego de otras afirmaciones en la misma lógica de la denuncia aparece el verdadero objetivo; entre otras cosas dejar planteado que la reducción del impuesto a las empresas es necesario para que crezca la economía (de ellos) que el tema de la AFP es secundario y que es más importante incorporar al trabajo a los adultos mayores.

En otros medios de prensa como el mercurio se destaca una actividad de empresarios llamada 3xi y que según sus palabras “apunta a generar un trabajo colaborativo entre la sociedad y el empresariado” pero que se puede traducir perfectamente como una iniciativa más, para seguir trasformando los derechos sociales como salud, vivienda o educación en lucrativo negocio para estos “emprendedores y creadores de valor”.

Pero lo más preocupante para nosotros como trabajadoras y trabajadores es la afirmación que hizo en una entrevista en radio Duna, oportunidad en la que volvió a destacar su relación con la presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Bárbara Figueroa: “Somos muy buenos amigos”, dijo.

Esta relación de “amistad” entre patrones y dirigentes de una central sindical, nos parece nefasta para la clase trabajadora, porque cuando se trata de la defensa de los derechos laborales siempre pierde el trabajador y gana el empresario. Lo fue durante la presidencia de Martínez y lo es ahora con Bárbara Figueroa, prueba de ello por ejemplo es la última seudo reforma laboral que dicho en palabras muy simples, nos deja en peores condiciones que antes.

Por eso hay que seguir en la lucha por levantar una central que tenga bien definida su postura de clase y que no tenga miedo de pararse frente a la patronal, no como amigos, sino como la organización que nace para ser la voz sin miedo por la defensa de las y los Trabajadores.

Comité Editorial CIUS

 

 

 

 

REGRESO DEL TERRORISMO DE ESTADO

REGRESO DEL TERRORISMO DE ESTADO

Apenas empezando en pleno el ajetreo del nuevo año, nos golpea fuerte la noticia del asesinato de Marielle Franco, socióloga, feminista y política brasileña que defendía, entre otras causas, los derechos de las mujeres y los derechos de las y los habitantes de las favelas de Rio de Janeiro, ante la brutalidad policiaca y que fuera asesinada el pasado 14 de marzo, junto al trabajador Anderson Gomes, chofer del vehículo en que viajaba.

En los últimos años de los gobiernos que se declaran “democráticos” hemos sido testigos en varios países de américa latina, de la instalación paulatina de viejas prácticas de represión estatal, propias de los periodos dictatoriales que vivió nuestro continente.

Los aparatos policiales a cargo de “controlar” las demandas que levanta el pueblo afectado por las políticas económicas neoliberales en nuestros países, actúan con extrema violencia y en muchas ocasiones han causado lesiones gravísimas o incluso  la muerte de dirigentes sociales, sin que esto conduzca a la investigación y posterior castigo para estas prácticas policiales extremistas. Ninguna autoridad política, ya sea  gobierno o  parlamento, se hace cargo en serio de este problema en ninguno de los países afectados.

Macarena Valdés, Berta Cáceres, Santiago Maldonado, Alex Lemun, José Huenante, Juan Pablo Jiménez, Matías Catrileo, Nelson Quichillao son solo algunos de los nombres que se suman a la larga lista de víctimas del terrorismo de estado, innumerables son las y los lesionados o privados de libertad, por manifestar su disconformidad con el modelo capitalista y la creciente pérdida de derechos sociales que se está viendo en esta parte del mundo, todo ocurre además con la complicidad de los medios informativos oficiales, que minimizan o distorsionan esta dura realidad.

Como trabajadoras y trabajadores no podemos quedar indiferentes a este regreso encubierto de las dictaduras a nuestro sufrido continente, debemos levantar la discusión en los centros laborales y salir un rato del consumismo y la conformidad, para tomar conciencia de que incluso el derecho a denunciar públicamente los horrores y las injusticias del capitalismo, puede ser una sentencia de muerte. No podemos dejar que el miedo o la indiferencia nos sigan manteniendo en la precariedad laboral, la inestabilidad o la pobreza y que, los grupos económicos dueños del aparato publico, sigan impunemente asesinando a dirigentes sociales.

NO MÁS DESAPARICIONES

NO MÁS ASESINATOS DE DIRIGENTES SOCIALES

NO MÁS REPRESIÓN A LA LUCHA DE LAS Y LOS TRABAJADORES

Comité Editorial CIUS

CIUS Avanza

Tenemos el orgullo y la alegría de sentirnos herederos de la historia y del ejemplo de tantas y tantos Trabajadores que entregaron su vida a la causa de sus hermanas y hermanos de clase.

Tenemos también, la responsabilidad de levantar sus banderas y continuar su irrenunciable camino por la liberación de la clase obrera.

Este es un espacio en construcción-una herramienta de unidad y crecimiento- para las organizaciones y para las y los Trabajadores, que a diario hacen andar nuestro país (y el mundo) pero que no olvidan que también deben estar en la primera linea, defendiendo nuestros derechos.

 

¡¡ARRIBA LAS Y LOS QUE LUCHAN!!