REGRESO DEL TERRORISMO DE ESTADO

REGRESO DEL TERRORISMO DE ESTADO

Apenas empezando en pleno el ajetreo del nuevo año, nos golpea fuerte la noticia del asesinato de Marielle Franco, socióloga, feminista y política brasileña que defendía, entre otras causas, los derechos de las mujeres y los derechos de las y los habitantes de las favelas de Rio de Janeiro, ante la brutalidad policiaca y que fuera asesinada el pasado 14 de marzo, junto al trabajador Anderson Gomes, chofer del vehículo en que viajaba.

En los últimos años de los gobiernos que se declaran “democráticos” hemos sido testigos en varios países de américa latina, de la instalación paulatina de viejas prácticas de represión estatal, propias de los periodos dictatoriales que vivió nuestro continente.

Los aparatos policiales a cargo de “controlar” las demandas que levanta el pueblo afectado por las políticas económicas neoliberales en nuestros países, actúan con extrema violencia y en muchas ocasiones han causado lesiones gravísimas o incluso  la muerte de dirigentes sociales, sin que esto conduzca a la investigación y posterior castigo para estas prácticas policiales extremistas. Ninguna autoridad política, ya sea  gobierno o  parlamento, se hace cargo en serio de este problema en ninguno de los países afectados.

Macarena Valdés, Berta Cáceres, Santiago Maldonado, Alex Lemun, José Huenante, Juan Pablo Jiménez, Matías Catrileo, Nelson Quichillao son solo algunos de los nombres que se suman a la larga lista de víctimas del terrorismo de estado, innumerables son las y los lesionados o privados de libertad, por manifestar su disconformidad con el modelo capitalista y la creciente pérdida de derechos sociales que se está viendo en esta parte del mundo, todo ocurre además con la complicidad de los medios informativos oficiales, que minimizan o distorsionan esta dura realidad.

Como trabajadoras y trabajadores no podemos quedar indiferentes a este regreso encubierto de las dictaduras a nuestro sufrido continente, debemos levantar la discusión en los centros laborales y salir un rato del consumismo y la conformidad, para tomar conciencia de que incluso el derecho a denunciar públicamente los horrores y las injusticias del capitalismo, puede ser una sentencia de muerte. No podemos dejar que el miedo o la indiferencia nos sigan manteniendo en la precariedad laboral, la inestabilidad o la pobreza y que, los grupos económicos dueños del aparato publico, sigan impunemente asesinando a dirigentes sociales.

NO MÁS DESAPARICIONES

NO MÁS ASESINATOS DE DIRIGENTES SOCIALES

NO MÁS REPRESIÓN A LA LUCHA DE LAS Y LOS TRABAJADORES

Comité Editorial CIUS

CIUS Avanza

Tenemos el orgullo y la alegría de sentirnos herederos de la historia y del ejemplo de tantas y tantos Trabajadores que entregaron su vida a la causa de sus hermanas y hermanos de clase.

Tenemos también, la responsabilidad de levantar sus banderas y continuar su irrenunciable camino por la liberación de la clase obrera.

Este es un espacio en construcción-una herramienta de unidad y crecimiento- para las organizaciones y para las y los Trabajadores, que a diario hacen andar nuestro país (y el mundo) pero que no olvidan que también deben estar en la primera linea, defendiendo nuestros derechos.

 

¡¡ARRIBA LAS Y LOS QUE LUCHAN!!